Sicilia set de la serie Il commissario Montalbano

Para viajar a la Sicilia de Andrea Camilleri, de cuya pluma nace el comisario Montalbano, protagonista de muchas de sus novelas, hay que entender el arte de la ironía de los sicilianos, que les es propio y les caracteriza desde su nacimiento.
Son irónicos, con ellos mismos y con las tragedias de la vida.

Poseen una facilidad extraordinaria para dar la vuelta a las cosas y convertir el drama y la tragedia en una tragicomedia autoparódica.
Siempre acogedores y disponibles con el viajero respetuoso de su tierra.

Siguiendo la pista a Montalbano pude descubrir muchos rincones y así entrar, paso a paso, en el intrigado mundo siciliano.
Así pues, como si viviese una de sus investigaciones, me fui pronto por la mañana a Marinella (Punta Secca) donde se encuentra su casa, con su espectacular terraza mirando al mar. En este lugar, escenario de confesiones como en el episodio “Un covo di Vipere” y de momentos familiares con su eterna novia Livia, me tomé un rico café estudiando las etapas de mi investigación personal y esperando una llamada.
Por fin, en mi Fiat 500, alquilada al Avis me fui hacia Vigata para encontrarme, seguramente no con Fazio y no con el atractivo subcomisario Augello , sino con Luigi que me abrió las puertas de la comisaria y del despacho, mientras me contaba algunas de las anécdotas del rodaje de la serie Il Commissario Montalbano.
De improviso, escuchándole hablar, me imaginé las conversaciones entre Montalbano y el doctor Pasquano, quien siempre tenía palabras “de aprecio” para el querido comisario, que sabía muy bien qué hilos mover para obtener la información deseada: una bandeja de Cannoli de ricotta recién hechos. Y así, siguiendo este dulce hilo, exploramos la mansión de Balduccio Sinagra, algunos de los exteriores de “Una gita a Tindari”, el despacho en “Montelusa” del jefe de policia, las calles barrocas reconocidas patrimonio de la humanidad por la U.N.E.S.C.O, lugares de una Sicilia insólita y a menudo poco conocida.
En ocho días de viaje pude recorrer la gastronomía siciliana degustando sus platos tradicionales. Desde los más caseros improvisados con ingredientes de proximidad como en una jam session hasta los que salen de una cocina más reflexiva y una elaboración más contemporánea.

En lugares familiares y exclusivos o simplemente populares descubrí y comí el paisaje siciliano, tan amado por el comisario Montalbano.

Otros Artículos

Navegar entre teselas coloradas

Italia Navegar entre teselas coloradas Dulce es mi navegar por la historia del mar mediterráneo, cuya profundidad esconde secretos de esta y otras épocas. Hay barcos geométricamente decorados en los que amorcillos ocupados en el arte de la pesca se ayudan entre ellos...

Il Satiro danzante

Italia Il Satiro danzante Uno spaghetto con i ricci e un’insalata di polipo, il tutto innafiato da un buon bicchiere  di vino Grillo, calmano la mia frenesia di mare. Un’abbagliante raggio, specchiandosi nel Canale di Sicilia, mi fa socchiudere gli occhi e cercare...

Mosaici e triglie di scoglio

Italia Mosaici e triglie di scoglio La ginestra e la pineta che ti accolgono a Piazza Armerina,una delle città di pietra, sono la cornice di quella che è una delle meraviglie di Sicilia. La ginestra e la pineta che ti accolgono a Piazza Armerina, una delle città di...

¿Quieres empezar tu viaje con Viaja al Sur?
¿Necesitas más información sobre nuestros viajes y servicios turisticos?

Puedes llamar al +34 600 630 124 o escribir al email office@viajaalsur.com

Asociaciones

Este sitio web utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando nuestra política de cookies. Más info: plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies